21 noviembre 2009

Hotel OMM. Barcelona

Las puertas del hotel OMM se abren al visitante para ofrecer un espacio confortable y lleno de paz interior. Un lugar de paso en pleno centro urbano.

En el interior del primer hotel del grupo Tragaluz se encuentran 59 habitaciones y un selecto restaurante, el MOO, con Club nocturno.

El arquitecto Juli Capella y las interioristas Sandra Tarruella e Isabel Lopez son los responsables de este proyecto marcado por una singular fachada y un interior enigmático y vanguardista.

La fachada, que da con la calle Rosselló, aparenta ser una lámina superpuesta ante el edificio llena de cortes perfectamente estudiados que se abren, curvándose hacia el exterior, atendiendo a las vistas hacia Passeig de Gràcia y captando la luz solar.








En la planta de acceso, éste se sitúa en el centro, dejando la recepción del hotel y los ascensores a la derecha, y un gran salón a la izquierda que actúa como intersección entre el vestíbulo y el restaurante. Este salón, equipado con sofás de Perobell y mobiliario realizado a medida por las interioristas, tiene como principal protagonista una chimenea abierta de gas.





Si nos adentramos un poquito más, antes de llegar al restaurante, nos encontramos con con una barra rectangular donde se puede "picar algo" si vas con prisas. Detrás de ella se encuentra otra barra llena de taburetes destinada a la cata de vinos, y un poquito más adentro está la escalera que te lleva al sótano, donde se encuentra el Night Club. Este ultimo, decorado con butacas de piel negras y multitud de mesas Fat-Fat de B&B de distintos colores y tamaños diseñadas por Patricia Urquiola.







Tras una cortina metálica, llegamos al restaurante, totalmente diáfano. Lo que más llama la atención, es el jardín que hay en la fachada trasera diseñado por la paisajista Beth Figueras, compuesto por bambúes y espejos cortados con formas orgánicas que captan la luz exterior para iluminar el interior. Igual que las nueve claraboyas que penetran en el forjado de la planta baja y sobre salen por abajo a través del falso techo.






El mobiliario de hierro diseñado por Lopez&Tarruella actúa como organizador del espacio. En los laterales hay unos largos bancos tapizados en piel, y a la derecha se apoyan sobre una pared de tubos con un fondo de un material acústico.

La cocina está dirigida por los hermanos Roca, del Celler de Can Roca ( que tiene 2 estrellas Michelin ) que pertenecen a un grupo de restauradores con un elevado dominio de la nueva cocina catalana.Yo comí hace poco allí y la verdad es que quedé encantada. Creo que el menú de mediodía sale por unos 45€ ( digo creo, porque me invitaron a comer ; P)

El acceso a las habitaciones se produce a través de un largo pasillo de caucho negro con una luz perimetral en el suelo para acentuar sus proporciones. Este hecho hace que al entrar a las habitaciones se note un gran contraste, puesto que las primeras sensaciones que tenemos al entrar en ellas son claridad, calidez, confort y ausencia de ostentación.



Se han concebido como un espacio único, dónde la cama, el vestidor y el baño se ordenan a través de un armario que flota en el espacio situado perpendicular a la fachada, posición que dota de luz natural a los espacios. Este alberga por la zona de aguas el ropero y por la del dormitorio, el televisor, la nevera, la caja fuerte y las maletas o bolsas de shopping.



El exquisito cuidado en las entregas, la tarima de roble natural y el perfecto uso de los colores en los tejidos ponen la guinda.

En resumen, el Hotel OMM es una de las "viviendas" idóneas para pasar unos días en la ciudad Condal, disfrutar de la buena gastronomía y de la noche. Y todo en un mismo edificio!!


Así que ya sabéis...


Nos vemos!
M.S.

It is one of my favorite hotels of Barcelona. Not only for his design, realized by the architect Juli Capella and Tarruella& Lopez designers,but also for his fantastic restaurant and his night club. If you come to Barcelona already know where you can sleep if you would like to be near Passeig de Gràcia, one of the most expensive streets of Spain, where to find shops like Gucci, Chanel, Dolce and Gabana, Armani, Jimy Choo...
I hope you like my city!
See you soon
xo
M.S.

3 comentarios:

  1. que buena pinta! no me importaría dormir un par de noche en él!! jejeje

    ResponderEliminar
  2. Es genial la fachada parecen pestañas de las que puedes tirar, rompen bien la rigidez le dan un toque "elástico" al edificio.

    ResponderEliminar
  3. A vegades anavem a fer alguna copeta, quan sortiem de nit sovint, que d'això ja ni me'n recordo!
    Els Mulberry són la bomba, jo tinc adicció. A Londres són una plaga, els porten totes les dones. Aquí encara no són massa coneguts, oi?

    Muasss

    ResponderEliminar